domingo, 26 de febrero de 2017

No es cuestión de género, sino de abrir oportunidades









EL pasado 25 de Febrero, fui parte de la organización de un evento de la comunidad a la cual con mucho amor pertenezco.  Debo decir que no todo empezó, llevo al menos 30 días de planeación.
No es una queja,  si no lo contrario me enorgullece poder participar desde la planeación,  y ¿por qué me involucro en dicha planeación? el hecho de pensar en que habría  un grupo de chiquitas disfrutando  de su aprendizaje y con la plena conciencia de que ellas permitían cambiar al entorno como si fueran un granito de arena, pensar en sus sonrisas me convenció que íbamos bien y que debería ser pieza crucial en la organización.
Todo empieza planeando a quién invitaremos, qué talleres se darán, quien los dará, en qué lugar lo haremos y luego viene esa frase que aunque parezco muy segura de mí siempre tiemblo cuando me lo dicen  "Eso te toca a tí Anahí", se que se me da muy bien hablar con las personas y tratar de negociar para obtener lo que necesita la comunidad, pero una a veces si le da miedillo, sin embargo tomo fuerzas de dichas sonrisitas  y de pensar en lo felices que serán al  usar la compu y digo así como una de mis amiguis "inguesu, total...."   Bien, pues entonces  hablas con las personas estratégicas, haces los documentos estratégicos, y me doy cuenta que el equipo que hemos formado  es excepcional, todo fluye de una manera tan natural que  parece como si esto lo hubieses hecho por años y juntas. 

 No voy a decir que todo siempre es rosa, de pronto salen nuestros furia, o nuestro desagrado, que a veces queremos gritarnos  y decir que todo va mal, pero al final de cuentas miramos nuestro objetivo retomamos el curso y va...
Esta vez no fue la excepción,  dieron las 6:35 y estaba lista  para comenzar las rutina de un día de acción con Epic Queen León  cuando veo que no hay  gas, y ya saben todo cambia, sabes que te retrasarán media hora. En fín  las peripecias de la vida ordinaria hoy no son estelar.
Llegue y encontre un poco de estrés, pero la simpatía, el buen servicio y la cordialidad que siempre caracteriza al equipo dominó y  finalmente, la hora de conocer a las niñas llegó,  les dimos la bienvenida, conocimos sus nombre y listo vamos a trabajar.

Esta vez apoye en el taller de modelado html o como le dicen en  las startups  "El taller de Landing Page" ,  el primer grupo unas chiquitas de 10 y 11 años, super agradables y dispuestas a participar.  Querían saber todo, querían ver sus productos en internet que así como lo dijo una de ellas..."El internet es la vida", y cuando supo que haría un producto para el sus  ojos brillaron tremendamente.  Todas estas chiquitas, venían motivadas por ser desarrolladoras, por tener sus propias creaciones , ninguna con el afán de superar a alguien más sino de crecer ellas mismas.
Llegó la hora del almuerzo, las vi a todas y todo el equipo estuvo reunido, aprovechamos para revisar como iba todo, retomar los esfuerzos para cumplir la meta.
Finalmente la hora de trabajar con las más grandes llegó, pudimos alcanzar  una meta más grande , el tema fue más complejo,  aún así sus caras de sorpresa al ver que ellas escribían algo que pudiera verse en internet les maravillo, sigo creyendo que el ser humano tiene una capacidad de sorprenderse es impresionante... Ellas modelador  y diseñaron a su gusto, no querían parar sin embargo el  código de programación ya no estaba alcanzando, era hora de pensar y usar la lógica para hacer cosas....
Cada una  marco su tiempo y su capacidad la llevo a hacerlo más rápido o más lento, pero el hecho de verlas tratando de  resolver los ejercicios de aquel juego de bloques,  y luego ver las líneas de código que generaban ellas mismas fueron las más sorprendidas.


El momento de terminar llegó, era hora de despedirnos, la foto final, los agradecimientos, las caras de alegría, contándole todo a sus papis, eso último fue lo mejor..

Todas  y todos en el equipo agradecemos el apoyo de todos y nos vamos felices, llego a casa yo no tengo niñas,  son mis muchachitos... pero soy muy feliz de que estan siendo educados en la cultura en la que su mamí puede ir  apoyar a otras niñas para que tengan  las mismas oportunidades de trabajo, sueldo y  posibilidad de alcanzar sus sueños , ellos valoran eso y saben que es muy importante  para que cada vez  haya gente más feliz...

En fín este fue un día  de Code Party.... en hora buena.


martes, 10 de enero de 2017

mc502

prueba